El marketing en negocios hosteleros

Publicado por: El Portal del Hostelero en: Guias fecha: miércoles, enero 11, 2017 comentarios: 0 Leido: 639

El marketing se puede definir como el proceso interno de una sociedad mediante el cual se planea con antelación cómo aumentar y satisfacer la composición de la demanda de productos y servicios de índole mercantil mediante la creación, promoción, intercambio y distribución física de tales mercancías o servicios.

Con esta definición debería quedar claro que el marketing no crea necesidades, las identifica y a partir de allí diseña la solución.

El marketing aplicado y adaptado al sector de la restauración es lo que se conoce como marketing hostelero. Esta adaptación para que sea operativa siempre hay que planificarla en función de la realidad social del territorio donde se produce y cada territorio es único.

Puede decirse que el marketing hostelero se divide en tres grandes tipos:

  1. Marketing Operativo. Es conocido como “Local Store Marketing” o “de puertas hacia adentro”. Se basa en el producto y su diseño asegurando un precio asumible por el mercado.

  2. Marketing Estratégico. La definición más aceptada es “de puertas hacia afuera”. Estudia y define las políticas de promoción y los canales de distribución del producto a los clientes.

  3. Marketing Mixto. Una mezcla de ambos tipos. También conocido como el“Marketing de las 4 P´s” (Product, Price, Place & Promotion).

Fundamentalmente para facilitar la venta de un producto primero debemos hacer un buen estudio del segmento de mercado al que nos queremos dirigir (Public). Identificamos sus necesidades y diseñamos algo por lo que pagarían (Product). Lo hacemos asequible a los clientes para facilitar su venta (Price). Lo colocamos cerca de esos clientes (Place) o si no les decimos dónde encontrarlo o comprarlo con facilidad (Promotion). He allí las “P´s” del marketing mixto, como modalidad difundida.

Lamentablemente mucha gente arma sus negocios sin saber exactamente qué cliente quieren o a quien se dirigen y les basta con decir que su cliente es todo aquel que entra en su local. Esperamos que estas líneas ayuden un poco a comprender mejor la importancia de saber qué se quiere.

Comentarios

Deja tu comentario